Luego del anuncio de las reformas al sistema que anunció el Presi Piñera, el sistema se consolida y el eslogan “No más AFPS”, parece ser solo eso un slogan, donde le incorporan más actores a manejar la platita de la previsión de las trabajadoras y trabajadores chilenos.

En las últimas horas, como que no quiere la cosa, se informó que las administradoras de fondos de pensiones habían tenido menos utilidades, comparando el mismo periodo del año pasado, donde para lágrimas de los dueños de las AFPs, las ganancias bajaron en un 14%, sin embargo comunican que ganaron 236.033 desde enero a septiembre.

Con tanta pena, casi en lágrimas , indicaron que “la rentabilidad se vio disminuida por los declives que experimentaron los mercados mundiales en semanas recientes, aunque el aumento en la cantidad de afiliados ayudó a mitigar estas pérdidas”.

La Afps más perjudicada con el bajón de utilidades es Provida, que tuvo un descenso de 24,3%. Pero Planvital ganó, ya que sus ganancias subieron al 66,48%, gracias a un aumento considerable en su número de afiliados y una subida en el cobro de sus comisiones, que pasaron de un 0,41% a 1,16%.