Ana Laura

Escribir sobre esta prenda me erotiza, pero también me incomoda…ya, dime tu que lees este portal, pobre pero grandísimo, a que mina no le gusta andar sin sostén. Pero hay que hablar del sostén, brasier o sujetador, fue patentado  por una gringa llamada Mary Phelps Jacob.

Desde ese momento la prenda mejoró la vida de muchas mujeres, que usaban para sostener su pechugas unos paños que amaraban a su espalda (eso me lo contó mi mamá, que su abuelita lo hacía).

Yo comencé a usar sostén como a los 14 años, eran como “doble A”, pero con los años, tanta papa frita y comida chatarra poco a poco e ido avanzando en el abecedario de tallas de brasieres.

Ahora, sería una mina muy irresponsable en recomendar o hablar de qué tipo de sostén usar, para eso les dejo este link, que va directo a BíoBío, donde quedarán claritas con las dudas.

Yo uso sostén todos los día y por las noches duermo calata, a veces con pijama. Me gusta es que me lo saquen con cariño y a veces con la urgencia y agitación del sexo rápido. Y me carga, cuando esos dedos poco talentosos me dicen “sacátelo, yo no puedo”.

El tema me erotiza ya que mi sueño que cada noche, es que con los dientes mi hombre (el que esté de turno), me saque los sostenes con los dientes.