El rescate y posterior atención de una perrita por parte de un equipo de veterinarios del municipio de Alto Hospicio, merece una felicitación y reconocimiento, pero de ahí a posar frente al animalito herido con la cara llena de risa, es otra cosa.

Según informa el mismo municipio que el rescate se realizó luego que vecinos del lugar, denunciaran de forma anónima el maltrato que estaba recibiendo esta perrita, la cual además era dejada en la calle durante el día con sus heridas expuestas y a la vista de los habitantes del sector de Autoconstrucción.

Tras recibir el llamado de los vecinos, el equipo veterinario MAHO (…)Personal de Seguridad Ciudadana, concurrieron hasta el domicilio de los dueños del animal, quienes al ver a los municipales quedaron sorprendidos por la denuncia, aludiendo que la perrita no era de su propiedad, sino de un hijastro que ya no vivía en esa vivienda y que la habría dejado en estado de abandono.

Luego de examinarla la can fue retirada de la vivienda y llevada hasta el Vivero Municipal, donde el equipo veterinario le realizó las curaciones correspondientes.
Por el momento y tras su recuperación, esta perrita permanecerá en el Vivero Municipal hasta que algún vecino la quiera adoptar y entregar el cariño que se merece.

MAHO responde
A través de la cuenta de Twitter del municipio se respondió por la cara llena de risa de los veterinarios: “Estimados, esa foto fue tomada después de 5 intervenciones consistentes en curaciones, cortes de pelo y medicación. La actitud alegre de los profesionales es por la excelente evolución de la perrita. #SomosAnimalistas”.

N. del E. :Con todo respeto amigos de Maho, ser animalista es respetar a los animales y
no exponerlos como trofeo.