En el primer encuentro que se jugará en La Bombonera, los ojos de los y las futboleras del orbe se centrarán en el mítico estadio del popular barrio de Buenos Aires.

Este fin de semana no juega Deportes Iquique, así que los ojos del mundo fútbol se concentrarán en la primera de las finales de la Copa Libertadores 2018, que por primera vez tendrá como contrincantes a Boca Juniors y River Plate, los archirrivales del fútbol argentino.

De hecho, para la final de vuelta que se jugará en el Monumental de Nuñez, se espera la llegada del mismísimo presidente ruso Vladimir Putin, quien estará por esos días en la capital allende los andes debido a un encuentro de presidentes.

Algunos han osado llamarla “la final del mundo”, claramente con la exageración que los hermanos argentinos viven el deporte rey, y con la escasa figuración que en los últimos años ha tenido este deporte en Argentina. Desde las 16 horas de este domingo comenzará este encuentro, que quedará en la historia y seguramente con un derrotado que le costará sacarse las burlas del rival de siempre.