Una decisión tomada a 2 mil kilómetros de la comuna de Alto Hospicio, como aprobar la instalación de un relleno sanitario en la comuna por parte de la empresa Cosemar.

Cabe recordar que en marzo pasado se había rechazado tal iniciativa, pero los señoritos santiasquinos nuevamente la hicieron.

Anoche los vecinos junto a autoridades municipales manifestaron su rechazo en diferentes puntos de la comuna.

El alcalde, Pato Ferreira y los concejales se colocaron las pilas y apoyaron las manifestaciones, dejando clarito que la medida “ traerá por consecuencia un cobro a los vecinos por el servicio de recolección de basura domiciliaria, significando además, un deterioro a la calidad de vida de estos”.

“No entendemos cómo, desde el Gobierno Central, se insista en imponer un vertedero privado, cuando nuestro municipio, junto con el de Iquique, estamos trabajando en un proyecto mancomunado de relleno sanitario público, con los más altos estándares de calidad y sin que supongan un costo adicional para nuestros vecinos”, aseguró.