Con otra buena actuación bajo los tres palos, el formado en los Dragones Celestes fue uno de los destacados.

Brayan Cortés parece ir convenciendo poco a poco al DT de la selección chilena de fútbol, Reinaldo Rueda, ya que, al igual que contra México en octubre, el iquiqueño no tuvo ningún inconveniente en manejar con mucha personalidad una gran actuación.

Honduras sorprendió en el comienzo al local Chile, quien salió a la cancha del Germán Becker de Temuco con la mala noticia de que la ANFP y Arturo Salah no quisieron tributar un minuto de silencio por el asesinato de Camilo Catrillanca. Presionada la salida chilena, el joven portero mostró sus dotes técnicos jugando muy bien con los pies con su defensa y mediocampo.

Honduras se dio maña para probar de media distancia encontrando siempre bien parado al ahora arquero de Colo Colo. En el único gol Hondureño, Cortés no tuvo nada que hacer. Antes de eso Chile ya ganaba dos a cero con tantos de Vidal. En el segundo tiempo La Roja concretó en otras dos ocasiones, que cerraron el 4 a 1 definitivo. Otro buen juego del portero que perfectamente puede ilusionarse con un puesto de titular con mira a los próximos desafíos de la Selección.