¿Se acuerdan del letrero que instaló en la comuna de Alto Hospicio, el exalcalde (hoy diputado) Ramón Alberto? “Bienvenidos a Alto Hospicio. Conduzca con precaución, no tenemos cementerio ni hospital”, lectura que todavía podría seguir vigente con el atraso que tiene la entrega del camposanto de Alto Hospicio.

Para el parlamentario hay un atraso en la construcción del cementerio, donde hay “un anexo de contrato que aumenta en 163 días la entrega de éste y así, el Municipio de Alto Hospicio evita cursar las multas que corresponde a la empresa constructora”, indica Galleguillos.

A raíz de esto el parlamentario solicitó al Contralor Nacional, que instruya a la Contraloría de Tarapacá, una completa investigación y auditoría al municipio.

“Probablemente, se soliciten más recursos para esta obra por parte de la Empresa, pero nos enfrentamos a graves problemas e irregularidades, pues este proyecto de más de 4.800 millones de pesos fue adjudicado en septiembre del año 2017 a una empresa privada, quien disponía, según bases técnicas y administrativas, aceptadas por la empresa, de un plazo de 315 días contados desde el 11 de octubre de 2017; es decir, este cementerio debería haber sido finalizado en agosto de 2018”, acotó.