Con la policía bonaerense apaleando, la “final del mundo” espera por un triunfador hoy a las 17 horas.

Los hinchas de River llegaban en masa al Monumental de Nuñez para alentar a los banda sangre en el partido más importante de su historia. Pero se pudrió todo cuando al bus que transportaba a Boca Juniors le arrojaron todo tipo de elementos contundentes. Fue un verdadero caos entro del bus xeneise, que dejó un saldo de al menos cuatro futbolistas lastimados, además de otros tantos afectados por los gases lacrimógenos. En medio de toda esta situación, Boca pidió la suspensión en medio de corridas de hinchas perseguidos por la policía dentro del mismísimo estadio de los millonarios y en sus alrededores.

La prensa de distintos lugares del mundo dio a conocer la noticia. En el País de Uruguay se refieren al «pacto de caballeros» que provocó la suspensión del encuentro, o ABC de Paraguay que catalogó lo sucedido como «papelón»; desde Europa, el diario francés L’Equipe, el alemán Kicker y el inglés The Guardian explicaron que la decisión se debió al ataque al bus xeneize, aunque más directo fue Líbero de Perú quien simplemente tituló «Vergonzoso».