Al parecer la Unión Demócrata Independiente, UDI Popular, es tan, pero retan conservadora que no ha modernizados sus sistemas electrónicos, ya que este domingo fallaron mientras los gremialistas con su mejor tenida dominguera iban a votar para elegir nueva directiva.

La contienda es entre la actual timonel Jacqueline van Rysselberghe y Javier Macaya, algo así como tomar Coca Cola o Pepsi, casi lo mismo.

Todo estaba listo, dispuesto pero un problema técnico en el sistema de la empresa E Voting, obligó al Tribunal Supremo de la UDI a posponer los comicios para el domingo 16 de diciembre.

En Iquique quedaron con los crespos hechos los candidatos Juan Lima y Dario Chacón, que compiten por el sillón de la presidencia regional de los gremialistas.