Cuando tienes relaciones sexuales todo tu cuerpo experimenta cambios que quizá no habías notado, tus pezones se ponen rígidos y duros por que el flujo sanguíneo hacia la superficie de la piel aumenta.

De hecho, existen varias etapas en el proceso de excitación por las cuales tus senos sufren cambios, a veces duelen y en muchas ocasiones crecen considerablemente cuando tienes sexo.

La Universidad de Stanford , publicó en un estudio sobre cambios en los senos, 2 factores por los cuales aumenta el tamaño de tus senos al tener relaciones:

1. Puedes aumentar hasta una medida en la copa de tu brassier si tus niveles hormonales de progesterona y prolactina son altos, regularmente unos días antes de la menstruación. Esto hace que se retenga más agua y tus tejidos mamarios aumenten.

2. Conforme el proceso de excitación, el flujo de sangre extra que llega a los pechos hace que aumenten de tamaño. Hay mujeres a las cuales les crecen hasta un 25%. Aunque después del éxtasis vuelvan a su tamaño original.

Por lo tanto, sentir un ligero dolor después de tener relaciones es completamente normal, mientras tu cuerpo se adapta a su forma nuevamente.

Ahora que sabes esta maravilla de la naturaleza, tienes más motivos para disfrutar de tu sexualidad plenamente.

Informe 21