Antes que nada dos cosas. Primero, cuando asume un nuevo Gobierno, generalmente llega con sus operadores y gente de confianza, que tiene clarito que su pega tiene fecha de vencimiento. Dicho esto (frase de moda), vamos a lo segundo, no es bueno quedar sin pega de la noche a la mañana, el trabajo es super importante.

Al grano, el Gobierno no ha negado que quiere bajar el personal en la entidades publicas, quizás escondiendo el deseo de sacar a los operadores de Gobierno de la exNueva Mayoría. Pero, la actual administración quiere pasar piola, no lo logra y la mayoria de los exonerados son o tienen ese tufillo al gobierno anterior.

“El día 10 de abril de este año, justo a un mes de asumido el nuevo Gobierno Regional y sin existir aún ningún proceso de evaluación formal de funcionarios por parte de esta administración, en la oficina del intendente Miguel Ángel Quezada se estaba fraguando el despido de decenas de funcionarios públicos de la región de Tarapacá”, informó este lunes radio Paulina.

En el mismo sentido el diputado comunista, Hugo Gutiérrez, a través de su cuenta en las redes sociales le puso el peso a la información de Radio Paulina, que ya tenía tiritón a las muchachas y muchachos del edificio del Gobierno Regional.

“Con documento se prueba que decisión de despido de funcionarios públicos #Tarapacá se tomó al interior de gabinete del intendente, a las 10 horas con 19 minutos del 10 de abril de 2018, los nombre los puso Catherine Aliaga de MIDESO ¡Nunca hubo evaluación!”, escribió Gutiérrez en la red del pajaro azul.

Imagen y texto, investigación de Radio Paulina.

“En la imagen se puede observar una lista de funcionarios públicos y, a un costado, una marca con un asterisco indicando los nombres de quienes debían ser desvinculados. El listado coincide exactamente con los trabajadores que finalmente salieron de ese servicio, con excepción de uno de ellos, que logró mantenerse”.