El Tribunal Supremo Electoral de Bolivia habilitó, en medio de protestas, la candidatura del presidente Evo Morales para las primarias previas a las elecciones de 2019, con lo que el mandatario salva un escollo frente al intento de la oposición de invalidarle para concurrir a un cuarto mandato consecutivo.

El órgano electoral adelantó en una reunión de urgencia, celebrada a última hora del día una decisión para la que tenía de plazo hasta el próximo sábado, para habilitar a Morales y al vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, como binomio de candidatos del gobernante Movimiento al Socialismo para las primarias de enero de 2019.