Un repudio que comenzó con los transeúntes en la misma plaza de Temuco y se trasladó a las redes sociales, originó la prohibición de venta de cochayuyo a la familia Meñaco.

La familia Meñaco proveniente de la costera localidad de Tirúa, quienes tras un viaje de 10 días llegaron con su carreta y una yunta de bueyes a ofrecer sus productos en la plaza de Temuco, pero inspectores municipales, aparte de prohibir que expendieran su productos amenazaron los transeúntes con multas a quienes compren cochayuyo.

Este hecho originó indignación en la comunidad local y en redes sociales, para lo cual organizaron para hoy una masiva compra de cochayuyo. De esta forma rechazar la ordenanza que prohíbe el comercio ambulante en el centro de Temuco.

1 Comentario

Comments are closed.