Una querella por secuestro, amenazas y lesiones interpusieron dos empleadas de la sucursal del BancoEstado de Linares, luego que el 29 de de noviembre fueran parte de un simulacro de secuestro ideados por Carabineros de Gope y de Bomberos.

La perfomance policial, parecida a la Casa de papel de Netflix, fue con una puesta en escena, sin que nadie les avisara de la situación, aseguraron, según informó radio Bío Bío.

Los efectivos habrían sido los encargados de disfrazarse de asaltantes, vistiendo overoles blancos y máscaras de Salvador Dalí, al más puro estilo de la serie de Netflix, cuya nueva temporada será en abril del 2019.

las empleadas del banco del pato malo-BancoEstado- en todo momento pensaron que se trataba de una situación real, por lo que no han podido volver a trabajar por el trauma psicológico que les significó la situación.

Claudia Sepúlveda, una de las funcionarias que se vio afectada detalló la situación al medio local Maule Al Día.

“Me maniataron, nos dijeron de todo, pensamos lo peor, nadie nos informó de este simulacro. No puedo más de los nervios y estoy en una profunda depresión, aún estoy en uso de una licencia médica”, comentó la afectada añadiendo que una de las falsas asaltantes la golpeó en la cabeza, la amenazó de muerte y le dijo que todo era en serio”.

Versión de Carabineros

Los efectivos habrían sido los encargados de disfrazarse de asaltantes, vistiendo overoles blancos y máscaras de Salvador Dalí, al más puro estilo de la serie de Netflix

A raíz de lo ocurrido, fue el propio prefecto de Carabineros de Linares, coronel Roberto Machuca, quien detalló a un medio local lo que pasó en realidad.

El uniformado aseguró que efectivamente hubo una orden del nivel central de la institución para efectuar un simulacro, lo que se comenzó a coordinar con BancoEstado de la ciudad.

“Se sostuvieron reuniones previas con representantes de la entidad bancaria, y en este caso específico, el compromiso del jefe de Operaciones era comunicar con la debida antelación a todos los empleados del banco, cosa que en esta oportunidad no se hizo”, explicó el coronel Machuca.

En esa línea el uniformado precisó una situación, a lo menos, insólita: desde el banco les sugirieron hacer el simulacro en horario de atención al público, lo que fue rechazado tajantemente.

“Nosotros dijimos que no correspondía y que lo más conveniente era hacerlo en un horario fuera de atención, tal como se ejecutó”, aseveró el funcionario policial.

Radio Bío Bío