Recurso judicial entrega antecedentes respecto a que durante las últimas tres semanas se identificaron 8 incidentes relacionados al robo de conductores y accidentes de terceros por manipulación no autorizada de las instalaciones de distribución, sustrayendo más de 2.600 metros de líneas eléctricas.

En el Juzgado de Letras y Garantía de Alto Hospicio, CGE interpuso una querella en contra de todos quienes resulten responsables de los robos de conductores eléctricos sustraídos desde las redes de distribución existentes en los sectores de El Boro, Santa Rosa, ruta A-616 y Estanques 10.000 de Alto Hospicio.

CGE presentó este recurso judicial ante el aumento de este tipo de delitos que han provocado interrupciones del servicio eléctrico en diferentes puntos de la comuna, apagones del sistema de alumbrado público y eventuales daños en equipos y artefactos eléctricos de los usuarios.

En el documento se entregan los antecedentes que posee la compañía en estos casos y solicita efectuar una investigación destinada a identificar a las personas que cometieron el delito de sustracción como también a determinar el destino y reducción del conductor de cobre que ha sido sustraído desde las redes eléctricas.

Entre el 24 de noviembre y 16 de diciembre se identificaron 8 episodios asociados al robo de más de 2600 metros de conductor de cobre.

Este tipo de delito no solo afecta a las instalaciones eléctricas, sino que tiene lamentables consecuencias para la calidad de vida de las personas.

DENUNCIA

Al mismo tiempo, CGE presentó una denuncia ante la Fiscalía de Alto Hospicio dando cuenta de antecedentes constitutivos de delito de robo de conductor eléctrico en Alto Hospicio y donde se identificó a una persona involucrada en esta situación. Los antecedentes aportados por la compañía hacen referencia al incidente ocurrido el pasado 19 de diciembre en el sector de El Boro, provocando una interrupción de suministro que afectó a más de 2.400 clientes de ese sector.

La denuncia fue presentada por el Gerente Zonal de CGE, Oscar Jerez, en la Fiscalía de Alto Hospicio. En la ocasión afirmó que el robo de conductores afecta a toda la comunidad, ya que provoca interrupciones en el suministro eléctrico, y puede afectar la seguridad de las personas, causando accidentes, incluso con resultado de muerte, para las personas que manipulan las instalaciones sin autorización.

“Hacemos un llamado a la comunidad a denunciar cualquier intervención no autorizada en las instalaciones, con el fin de minimizar el riesgo a las personas”, explicó Oscar Jerez, Gerente Zonal de CGE.

De la misma manera, CGE reitera que es necesaria la coordinación con las autoridades para implementar soluciones que permitan disminuir los accidentes e interrupciones de suministro derivadas de la intervención no autorizada en las redes o el robo de conductores. “Creemos que este trabajo se debe fortalecer, ya que nuestra principal preocupación es la seguridad y calidad de servicio para nuestros clientes”, explicó Oscar Jerez.

CGE entrega permanentemente en reuniones con juntas de vecinos y organizaciones sociales mensajes tendientes a informar y generar conciencia sobre los riesgos asociados al hurto de electricidad y el robo de cables.