Un video publicados en redes sociales, donde se observa a tres carabineros deteniendo a un hombre en forma violenta, originó que la institución ordenara la baja de los tres motoristas.

En las imágenes se aprecia el uso excesivo de la fuerza por parte de los uniformados, mientras son increpados por transeúntes que grabaron la detención. Durante la detención, el hombre aparentemente perdió la conciencia tras una llave de estrangulamiento realizada por un funcionario.

“Personal de Carabineros incurre en apremios ilegítimos y el uso excesivo de la fuerza. Obviamente que nosotros, Carabineros de Chile, lo condenamos tajantemente y es por lo mismo que se han tomado medidas drásticas con el personal y serán desvinculados en las próximas horas”, precisó el coronel Raúl Solís.

Todo comenzó cuando uno de los uniformados agredió a un perro, cuyo dueño lo increpó por lo cual el motorista habría realizado un control de identidad. De ahí en adelante esta la historia se covirtió en violenta.