Estamos claritos que nuestras mascotas sufren con el ruido de los fuegos artificiales de fin de año. Perros, gatos y otras mascotas generalmente huyen por el ruido, y en algunos casos njnca vuelven, por eso para evitar la angustia de nuestros regalones te entregamos algunos consejos para eso.

• No lleves a tus animales a lugares donde se lanzan fuegos artificiales, ya que el ruido y estrés es mayor.

• Déjalos dentro de la casa y en la habitación que más les agrade o en el lugar más aislado de esta.

• No es recomendable hacerles ingerir medicamentos con el componente Acetromicina, ya que puede causar hipotensión grave, a menos que su veterinario lo indique.

• Nunca hay que amarrar a los perros, ya que esto puede provocar mayor inquietud, con lo que corre el riesgo de auto infringirse algún tipo de daño.

• Utilizar grabaciones de sonidos de fuegos artificiales días antes del año nuevo, en volumen bajo y mientras se juega con la mascota para que se acostumbre con tiempo a este molesto ruido. Poner música agradable cerca de las 00:00 horas también ayuda a evitar el estrés.

• Si tu mascota sufre mucho en estás fiestas, lo ideal es llevarlo meses antes a un médico veterinario, o a un especialista en comportamiento animal.

• Haz que se ejercite: Es muy importante que durante la jornada del 31 de diciembre, tu perro pasee, juegue, corra y se canse lo más posible. Esto ayudará a que duerma bien durante la noche y esté más relajado cuando comiencen los ruidos.

• Cierra muy bien tus puertas: cuando el perro comienza a percibir las ondas de la pirotecnia, se desespera y se desorienta producto de la angustia. Es importante que nunca quede amarrado o encerrado en poco espacio. Asimismo, es recomendable que se retire cualquier objeto que pueda romper.

• Algunos dueños de perros utilizan la sedación (adormecerlos levemente) como una forma de mantenerlos calmados. Consúltalo con un veterinario.

• Usa el televisor o la música para aplacar el impacto de los otros ruidos y mantente junto a tu mascota todo el tiempo, pero evita forzarla y hostigarla.

Internet/JCN