Con la autorización de la Dirección de Obras Municipales (DOM) de Alto Hospicio el nuevo relleno sanitario Santa Inés, ubicado en el sector de La Quema, de la empresa Cosemar, podría comenzar a operar en los próximos meses. La empresa a través de un comunicado indicó que con la puesta en marcha del nuevo recincto se estaría “poniendo así fin al grave problema medioambiental que representa el basural El Boro”.

“El nuevo relleno sanitario Santa Inés está alejado de sectores habitacionales, ubicado a 11 kilómetros del radio urbano de la comuna, y ya cuenta con los permisos del Servicio de Evaluación Ambiental. El Boro, en cambio, funciona ilegalmente al interior de Alto Hospicio, sin respetar la normativa ambiental vigente, dañando a las personas y causando malos olores y plagas”, señaló Matías Camacho, director comercial de Cosemar S.A.

“Las autoridades locales y el Estado no han sido capaces de solucionar el problema de salud pública que representa el basural El Boro, exponiendo a los vecinos a infecciones y enfermedades graves, afectando principalmente a niños y ancianos. En cambio, el sector privado ha demostrado que puede realizar la inversión necesaria para materializar un relleno sanitario moderno, alejado de la población y que sea administrado con eficiencia”, precisó el ejecutivo.

Según Cosemar, sería mejor utilizar el nuevo vertedero y no seguir con el proyecto mancomunado de las comunas de Alto Hospicio e Iquique para la construcción de un centro integral de reciclaje, el que costaría 14 mil millones de pesos, cinco veces más que el de Santa Inés, de financiamiento privado.

“Entendemos la preocupación del alcalde de Alto Hospicio respecto de que esta solución que estamos brindando a la comunidad le significará un costo que como municipio hasta ahora no ha asumido, pero la salud de la gente merece una solución al más breve plazo y, en este sentido, nuestra empresa está abierta a explorar opciones para liberar de pago por algún periodo a la Municipalidad”, aclaró Camacho.

Frente al costo que tendría para el Estado la construcción del vertedero mancomunado, el director comercial de Cosemar dijo que “creemos que existen muchas otras prioridades sociales de los vecinos de Alto Hospicio que abordar, que con los mismos recursos públicos que se quieren destinar podrían cambiar la vida de muchos de esos habitantes”.

Comunicado