ANDRES VILANOVA

Hace tres años un concejal de Pozo Almonte escribió en la arena, a los pies del Cerro Unita donde está el Gigante de Tarapacá (Atacama), el amor que tenía por su polola. Ese hecho originó la molestía de medio mundo en la región, la pataleta fue grande, se prometió un cierre perimetral para que giles (por decir algo suave) no dañaran nuestro patrimonio.

El concejal de la comuna de Pozo Almonte, Luis Martínez Barrios rayando un sector del Cerro Unitas, a los pies del geoglifo “Gigante de Tarapacá. (Agosto 2015)

Pero, la empresa quebró y la pega quedó a medias por casi tres años, donde nadie, sí- léalo – nadie dijo nada, pero solo bastó que un grupo llegara a los pies del cerro con un auto y sus ocupantes subieran a la imagen de “Gigante”. Con esto se armó la tole-tole, donde las autoridades sí sacaron la voz.

 

El año pasado el ministro de Bienes Nacionales entregó la protección del “Gigante de Tarapacá” al municipio de Huara, así calato sin recursos y pasó lo que podía pasar; un grupito sin respeto por el patrimonio profanó el principal patrimonio de Tarapacá.

Leer también: No faltan los aweonaos: denuncian a concejal de Pozo Almonte por rayar en sector del Gigante de Atacama

BIENES NACIONALES

La mañana de este jueves, la seremi de Bienes Nacionales, Pilar Barrientos, entregó los antecedentes del caso a la Fiscalía del Tamarugal. El delito, según informó la seremía, está tipificado en el artículo 38 de la ley N°17.288, que señala que, “el que causare daño en un monumento nacional, o afectare de cualquier modo su integridad, será sancionado con pena de presidio menor en su grado medio a máximo y multa de cincuenta a 200 Unidades Tributarias Mensuales.

Este mismo día, el municipio de Huara acudió a la Fiscalía (sin su alcalde) para presentar una denuncia contras los giles que ingresaron al sector del “Gigante de Tarapacá”.

“…el municipio tomó conocimiento que el geoglifo fue intervenido mediante la circulación de un vehículo motorizado y de personas a pie, dañando su imagen original. En esta denuncia se anexaron fotografías de la intervención al Gigante de Tarapacá, con detalle de las personas y en especial de la patente del vehículo involucrado”, informó a través de un comunicado el municipio de Huara.

¿Ahora, todos somos generales después de la batalla?