“No tengo trono ni reina, ni nadie que me comprenda, pero sigo siendo el rey”, canta a todo pulmón en diferentes locales Sebastián Barrios. Pero este ariqueño no solo canta canciones de Pedro Vargas, sino de otros interpretes aztecas, como Javier Solis, colocando un poco de humor a su canto.

Sebastián lleva dos años radicado en Iquique Glorioso, donde su música y vozarrón es bien recibido por los turistas y parroquianos de algunos boliches del Glorioso.

En la imagen, el ariqueño cantando parte del repertorio de música corto punzante a los parroquianos del Colo Colo, que está en Lynch con Latorre.