Gonzalo Prieto*

La Municipalidad de Alto Hospicio se encuentra llevando a cabo un estudio de factibilidad para la construcción de un nuevo relleno sanitario mancomunado y público. Este fue financiado a través del Gobierno Regional con un monto aproximado de 352 millones de pesos.

Durante este primer semestre del 2019 se espera terminar el estudio dando pasos a la solicitud de permisos necesarios para la ejecución del proyecto. Sin embargo, toda acción debe ser mancomunada con el Municipio de Iquique.

Tenemos una asociación de Municipios, pero que aún no se pone en marcha al 100% y espero que esto ocurra pronto, así se lo hemos pedido al Alcalde Ferreira en concejo y aprovecho de solicitárselo al Alcalde Soria.

Si COSEMAR avanza y continúa con su proyecto privado, nada obligará a que Alto Hospicio decida dejar su basura en dicho relleno privado. El concejo municipal ha señalado con mucha claridad que nuestra meta es tener un relleno sanitario público, que además inicie un camino de ciudad sostenible y aproveche los beneficios de la economía circular generando desarrollo y más empleo para la gente de la comuna. Tenemos la oportunidad de avanzar por el camino correcto y planificar el futuro adecuadamente y el proyecto de Santa Ines se aleja de lo que Alto Hospicio proyecta.

Espero que el Municipio de Iquique continue a favor de un relleno público, ya que existe temor por parte de las y los vecinos de Alto Hospicio que Iquique termine siendo cliente de COSEMAR. Las personas que botan su basura en Iquique no son conscientes de a dónde va a parar su basura, pero resulta que ésta va a parar a Alto Hospicio y específicamente al Boro ocasionado muchos problemas tanto ambientales como de salud que terminan mermando la calidad de vida de nuestra gente.

Como Concejo Municipal vamos a dar la pelea en todas las instancias para la creación de un relleno público porque estamos convencidos de que es el mejor camino para el desarrollo de la ciudad.

Si el proyecto de Santa Ines existe, es porque la falta de liderazgo y buen gobierno en estos temas hizo fracasar la posibilidad de tener un relleno público durante muchos años.

Esto no es sólo una discusión sobre platas, permisos y plazos, para mi es una decisión sobre qué ciudad queremos ser en el futuro. Las autoridades públicas deben tomar la decisión de dónde quieren estar: en lado de quienes privatizaron la basura o en el lado de quienes apostamos por la construcción de ciudades más humanas y sostenibles.

*Gonzalo Prieto, concejal Alto Hospicio.

*Las columnas de opinión, son solo eso opinión, las que a veces no representan el pensamiento de este portal pobre, pero honradísimo, como tampoco las del editor, del dibujante, y a lo mejor de los que leen.