En una alerta de seguridad, el Departamento de Estado también recomendó a los estadounidenses que residan o estén de viaje en Venezuela «considerar seriamente» abandonar el país «mientras los vuelos comerciales sigan disponibles».

A los estadounidenses que opten por quedarse en Venezuela, el Gobierno les recomendó «tener los suministros adecuados para permanecer en sus casas».

La embajada de EE. UU. en Caracas permanecerá abierta en las próximas horas, aunque con «su capacidad limitada a proveer servicios de emergencia a los ciudadanos estadounidenses en Venezuela».

Maduro ordenó este miércoles la salida de todo el personal diplomático de EE. UU. en el país después de que el presidente Donald Trump, reconociera al autoproclamado presidente venezolano, Juan Guaidó, como mandatario legítimo.

Ayer, Maduro reiteró su decisión, «que mantiene con firmeza», de romper relaciones diplomáticas y políticas «con el Gobierno imperialista de Donald Trump, y expulsar a todo su personal diplomático y personal» de Venezuela.

«Hasta el domingo tienen las 72 horas para retirarse de Venezuela, para marcharse de Venezuela», insistió Maduro, que ordenó además el cierre de las embajadas y consulados estadounidenses en el país caribeño cuando se agote ese plazo.

CARACOL