El Martillo

Tanto escándalo por tratar de demostrar que estamos conectados con los pueblos del interior, si casi todo el año están incomunicados y viven aislados.

A estas comunidades les parece raro que llegue gente con agua envasada si toda su vida toman agua de ríos, napas y otras formas que solo ellos saben cómo obtenerla.

Una vez más y como todos los años pasa lo mismo, pero como ahora existe el wasap, feibu, twitter, acompañado del celular, se hace más escandaloso y se hace entender que está la crema, la verdad que esas localidades han vivido por cientos de años de la misma manera y saben cómo convivir con las inclemencias del clima.

Lo preocupante es que cada año ocurre esto, y las autoridades actúan de la misma forma, lo triste que no hay nada preparado, es decir somos reactivos.

Lo que demuestra la poca capacidad para el manejo de crisis o situaciones que se sabe van a ocurrir, ya que están preocupados de la chimuchina personal, si los invitaron a una reunión o si este le cae mal, etc.

Salieron unas imágenes de una reunión en la ONEMI regional, donde están los caciques regionales agrupados en una mesa, y la gran mayoría viendo los celulares, mientras el mandamás de la región sale hablando, parece que está conversando solo, es decir no hay atención en lo que dice.

Se puede decir que para una emergencia nunca se está bien preparado, pero si se puede tener las competencias para mitigar el impacto.

Y decir que, cuando se entienda que prevenir es más barato que reconstruir, podremos señalar que hemos avanzado en algo sobre la emergencia.