En la librería “Baquedano”, ubicada en el paseo con Latorre, se vendió uno de los Loto ganadores del concurso de ayer, que entre cinco boletos se repartieron 10 millones de pesos, recibiendo cada uno de los suertudos 2 mil millones.

Su propietaria, Margarita Goler, no conoce todavía al ganador (hasta el cierre de esta edición), pero tomo la noticia con alegría y espera que su local sea mucho más conocido. “Felicidad y emoción, es algo que esperábamos”, dijo margarita de entrada.

Consultada sobre si sospecha quien sería el ganador Margarita indicó que “quizás no sepamos, por que vino mucho turista a comprar (…) aprovechando a visita para llevarse el loto, capaz que ni sea iquiqueño”.