Core acuerda, en un tenso ambiente bajo la mirada de habitantes lugares afectados, solicitar el 5% del presupuesto regional, que en buen chileno son 2 mil 100 millones de pesos, además piden que se declare “zona de catástrofe” la provincia del Tamagural. Esto en buen chileno significa que el Gobierno Regional destine los recursos del 5 por ciento del Presupuesto Regional, para ir apoyo de las comunidades de la Provincia del Tamarugal, que en los últimos días, han resultado afectadas por el fenómeno climatológico que impacta a la zona. La sesión extraordinaria del Consejo Regional, que fue auto convocada la tarde del jueves, y que encabezó el Rubén Berríos como presidente incidental, asistieron los consejeros Pablo Zambra, Felipe Rojas, Iván Pérez, Javier Yaryes, Pedro Cisternas, Rubén Berríos, Rubén López, José Miguel Carvajal, Eduardo Mamani, Verónica Aguirre y José Lagos. “Estos 2 mil millones de pesos no son para enfrentar todos los daños. Son para primera necesidad, como por ejemplo abastecimiento de agua potable, alimentación, arriendo de maquinarias para despejar caminos que llegan a localidades aisladas, etcétera”, comentó el presidente incidental Rubén Berríos. En una segunda moción, muy discutida por los consejeros oficialistas, se acordó solicitar al Intendente que realice las gestiones necesarias, para que el Presidente de la República declare a la Provincia del Tamarugal como “zona de catástrofe”, por los daños que hasta el momento ha dejado el Invierno Altiplánico en la zona. Y de yapa, también se tomó el acuerdo gestionar que el excedente de alimentos para mascotas que posee el GORE, se remitan a los animales de las familias afectadas en el Tamarugal, dicha propuesta fue presentada por el consejero Pablo Zambra; gestionar el transporte hacia la zona afectada de una brigada de estudiantes voluntarios de la UNAP.