En un trabajo conjunto, Aguas del Altiplano y la Secretaria Regional Ministerial de Medio Ambiente, dispusieron de más de 4.000 litros de agua potable a través de 4 estanques en las inmediaciones de Huara – Región de Tarapacá-.

Ello, con el objeto de entregar el vital elemento a través de puntos de hidratación a las personas afectadas que quedaron varadas en la ruta que conduce a la comuna, como consecuencia de los efectos del fenómeno climático.

“Se trató de un trabajo coordinado con la Seremi de Medioambiente que buscó ir en ayuda de las personas aisladas en la ruta, labor que iniciamos este mediodía del domingo. Y en lo que respecta a la región, nuestros sistemas han operado normalmente en estas horas”, explicó el gerente regional de Aguas del Altiplano, Cristián Barahona.

Aguas del Altiplano en favor de sus clientes continúa monitoreando sus instalaciones para asegurar la continuidad del servicio.