Imagen gentileza de Damivago.cl

Este jueves o viernes “chico”, el Diario Oficial publicó la ley, presentada por el Gobierno, que aplica multas, que van desde las 10 a las 100 Unidades Tributarias Mensuales (UTM), a quienes prohíban el acceso libre y gratuito a las playas de mar, ríos y lagos del país, es decir en buen chileno, entre $490.000 y $4.900.000.

La ley, impulsada por el Ministerio de Bienes Nacionales, es una respuesta a las denuncias de muchos chilenos, que se han visto impedidos de llegar a una playa por prohibiciones de particulares.

“Este es un gran avance en la protección y respeto de los derechos que tienen todos quienes viven en Chile, de poder visitar, libremente, las playas que existen en el país”, indicó el ministro Felipe Ward.

El secretario de estado recalcó que “en Chile no hay playas privadas” y agregó que las “multas de casi 5 millones de pesos podrían llegar al doble si las personas que prohíben el acceso son reincidentes”.

Las denuncias pueden ser realizadas por cualquier ciudadano, ante las distintas Secretaría Regionales Ministeriales de la cartera de Bienes Nacionales, las oficinas provinciales y través de la página web bienesnacionales.cl.