Alcalde de Pozo Almonte, Richard Godoy: “Collahuasi ha estado siempre un paso adelante en apoyarnos con todas estas necesidades”

La Tirana, corrió riesgo inminente de inundación por desbordamiento de aguas, para ello, la Municipalidad de Pozo Almonte, Dirección de Obras Portuarias y Collahuasi levantaron una obra de 8.300 metros de pretiles contención, enfocados en prever el resguardo perimetral y destinados a evitar la inundación de la localidad previniendo una eventual catástrofe.

La madrugada del sábado 2 de febrero, una fuerte lluvia azotó la Primera Región y especialmente la provincia del Tamarugal, resultando caminos cortados, decenas de viviendas anegadas, familias damnificadas y una seria amenaza de inundación del pueblo santuario de La Tirana. A raíz de ello, la municipalidad de Pozo Almonte en conjunto con Collahuasi, comenzaron a idear un rápido plan de acción gestionando evitar una tragedia mayor. Para ello, con la colaboración del Ministerio de Obras Públicas (Dirección de Obras Portuarias) iniciaron los trabajos de construcción de un pretil de contención de aguas, en el sector de Las Carmelitas próximo a La Tirana.

De esta manera, gracias al esfuerzo conjunto y comprometido de funcionarios y el eficiente trabajo de maquinaria pesada, se materializó en forma efectiva durante los días que se presentó el frente de mal tiempo. Tras días de intenso trabajo ininterrumpido, se logró construir un cerco de contención de 8 mil 300 metros que logró blindar al pueblo de la Tirana de una segura inundación.

El alcalde de Pozo Almonte, Richard Godoy, agradeció la rápida acción de la compañía minera e indicó que el plan de acción sirvió para prevenir mayores pérdidas. “Collahuasi ha estado a la altura, en ese sentido ha cooperado sin ver límites y eso ayudó a frenar la caída de agua que iba hacia La Tirana”, señaló el edil. En la misma línea, el jefe comunal valoró el rápido y efectivo accionar, “Sabemos que las instituciones públicas demoraran en los procesos de este tipo y en ese sentido Collahuasi ha estado siempre un paso adelante en apoyarnos con todas estas necesidades”, cerró Godoy.

Collahuasi, además de las 200 cajas de alimentos básicos y 15 mil litros de agua que donó a los municipios de Pica y Pozo Almonte, facilitó tres maquinarias pesadas entre retroexcavadoras y camiones bulldozer, para solucionar problemas de conectividad y aislamiento de localidades, además de poner a disposición tres camiones aljibe para repartir agua en forma expedita. El Supervisor del Área de Relaciones con la Comunidad de Collahuasi, Eduardo Bravo, señaló que el seguimiento y ayuda es un eje fundamental dentro de la compañía y que la colaboración con las autoridades locales ha servido para actuar de forma rápida. “Para nosotros es esencial acompañar cuando suceden este tipo de catástrofes. Estos efectos climáticos afectan poblados y también nuestras instalaciones. Hemos estado en permanente contacto con las autoridades para saber cuáles son las verdaderas necesidades y cómo nosotros como compañía podemos aportar”, cerró Bravo.

Desde la municipalidad de Pozo Almonte, señalaron que gracias al trabajo, los poblados de Huatacondo y Macaya, lograron habilitar sus accesos el día de ayer, a pesar que existen catastros de viviendas anegadas y pérdidas en cultivos agrícolas, animales y destrucción de caminos debido a la emergencia meteorológica.