El actor suizo Bruno Ganz, famoso por papeles como el de Adolf Hitler en la película alemana “La Caída”, murió este sábado a los 77 años en su Zúrich natal, según ha informan medios internacionales.

El 2018, los médicos diagnosticaron que el actor padecía un cáncer intestinal, que le obligó a seguir un tratamiento con quimioterapia y a abandonar los escenarios. Su último trabajo fue el de narrador en la ópera de Mozart La flauta mágica durante el Festival de Salzburgo (Austria).

Nació el 22 de marzo de 1941, de padre suizo, que trabajaba como mecánico, y madre italiana, Ganz desarrolló su carrera artística en el cine, la televisión y el teatro en lengua alemana durante más de medio siglo. Junto a su papel protagonista en “La Caída”, donde encarnó a un Führer derrotado en sus últimos días en el búnker de Berlín, Ganz destacó por sus papeles en películas de Wim Wenders como El amigo americano, Tan lejos, tan cerca o El cielo sobre Berlín.

Fuera del cine en alemán, Ganz estuvo a las órdenes de cineastas como Francis Ford Coppola o Ridley Scott, participó en celebres películas como El candidato manchú, The Reader o Unknown y también trabajó en producciones del cine francés e italiano.

El Sol de Iquique utilizó en septiembre de 2014 la escena más famosa de “La Caída”, para llamar la atención sobre el servicio de coletos en Iquique Glorisoos y Alto Hospicio.

 

Internet