La Seremi de Salud de Tarapacá detectó la comercialización de bebidas energéticas de marca Monster, cuyo país de origen es Irlanda, y que fueron rechazadas por la Autoridad Sanitaria al ingresar a nuestro país, por incumplimiento al artículo 540 letra I del Reglamento Sanitario de Alimentos, debido a que la cantidad de cafeína del producto supera los 54 milígramos (mg) por porción de consumo habitual establecidos en la normativa.

Ante esto, la Seremi de Salud hizo un llamado a NO adquirir y consumir esta bebida energética, y recomendó a los potenciales clientes a fijarse en el rotulado y etiquetado en idioma español. Además, debe tener el sello “Alto en…” correspondiente y NO contener dentro de sus ingredientes el ginseng.

“Las bebidas energéticas son productos artificiales compuestas por múltiples sustancias estimulantes que buscan generar en el consumidor efectos energéticos, regeneradores de la fatiga y del cansancio, pero cuando sus concentraciones de cafeína superan los límites establecidos por contener ingredientes como ginseng, chisandra, que incrementan su efecto energizante pueden provocar palpitaciones, hipertensión, náuseas, vómitos y convulsiones, entre otras consecuencias, que en casos de un consumo excesivo podrían llegar a producir la muerte”, informó la mandamás (S) de Salud, Dolores Romeros.