Este fin de semana comienza en Oruro el tradicional Carnaval donde durante muuuuchos años al sonar de las bandas y bailes se bebían su chelita, algo así poco, pero este año la decisión del concejo municipal de esa ciudad boliviana dejó la tendalá en los asistentes ya que se decretó “ley seca”, es decir se restringe el expendio y consumo de copete (bebidas alcohólicas para los ABC1).

Pero no todo es tan malo la restricción será solo por 16 horas, desde las 3:00 de la mañana hasta las 19:00 del sábado 2 de marzo.

«Ante la resistencia de varios sectores que tenía un alcance para toda la jornada, la norma aprobada de restricción de expendio, comercialización y consumo solo alcanza a 16 horas del sábado», dijo medio asustado el presidente del Concejo Municipal, Oswaldo Olivera.

El concejal juró de guata que la medida fue consensuada con los folcloristas, juntas vecinales, el Comité Cívico y la Federación de Bandas.