PERICOTE

Todos los seres humanos nos hemos quedado dormido en algún momento de la vida. Y eso le pasó al Presi Piñera, que llegó atrasado a la ceremonia de inauguración del año escolar.

Me quedé dormido, no me sonó el despertador”, dijo al llegar, cerca de las 9 de la mañana, a la escuela El Llano Subercaseaux de San Miguel.

Para qué estamos con cosas la pega de un Presidente tiene que ser dura, como estar atento a todo lo que pasa en Chile y en Venezuela. La política exterior, los incendios forestales, “aula segura”, apagando incendios políticos, claro que debe cansar al hombre.

Y hablando o escribiendo en serio, no es defender al Presi, sino debemos terminar con esa idea que las autoridades están activas todo el día. Ningún ser humano aguantaría tanto para hacer bien la pega. Por eso este atraso del Presi debe ser tomado como anécdota. Ojalá la oposición no salga a criticar, pero…¿hay oposición en país?