Su preocupación manifestó el presidente del Consejo Regional, Rubén Berríos por la situación que afecta a los trabajadores de la empresa INGEPP, con sueldos y facturas impagas a proveedores. La empresa trabaja en el proyecto de electricidad de Huara a Colchane.

La denuncia fue atendida en el Core, donde luego de recibir la información fue entregada al intendente Miguel Angel Quezada y a la empresa CGE que es la mandante en el proyecto. Según Berríos se pidió copias de contratos que origina en trabajo y las medidas de fiscalización para que el contrato se cumpla.

“Nos enteramos por  la prensa que esta empresa INGEPP ha quebrado, tendiendo ademas planillas de cotizaciones de los trabajadores impagaS. Es impresentable que la unidad técnica, que es el Gobierno Regional, conociendo la experiencia de lo que ocurrió hace casi diez años, con el proyecto inicial de la postación Huara Colchane, no haya tomado las medidas necesarias para resguardar que esta nueva inversión que subdividimos en dos proyectos, electrificación de Colchane y electrificación de Huara, cinco a siete mil millones de pesos.

Para el presidente de Core, Rubén Berríos, es importante que hay una boleta de garantía para que sirva para pagar las deudas a trabajadores y proveedores.

CGE

CGE lamentó la situación conocida respecto a la empresa INGEPP y cómo ella afecta a los trabajadores.

“Esta empresa ejecutaba trabajos en el proyecto de electrificación rural (PER) Colchane.
Al respecto CGE está resolviendo el tema administrativo con la empresa. Los trabajos en este PER no se verán afectados en su calendario y plazos. Actualmente se están desarrollando los trabajos a través de la empresa Isluga, firma que ha estado presente en diferentes etapas de este proyecto”, informó CGE.