Miguel Bosé del mino rico que era, de ese muchachito que cantaba en Viña del Mar con pantalones apretaditos, que en sus canciones hablaban de la diversidad sexual («Hermano mío, 1982), eso en plena dictadura, hoy se ha convertido en un vejete de mierda que da jugo.

A mediados del febrero, Bosé ya había insultado a Michelle Bachelet en el Venezuela Aid Live, un remedo de los legendarios conciertos de Amnistía Internacional que se hicieron para Chile mientras gobernaba Pinochet.

Miguelin en esa oportunidad, criticó a la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos: “Ven aquí, ¡mueve tus nalgas! Y hazte valer con la autoridad que tienes o si no para ésto no sirves”, dijo.

Luego de críticas por sus palabras, incluso del propio Presidente Sebastián Piñera, Bosé pidió disculpas.

Pero Miguelin de nuevo atacó a la expresidenta, ahora con una gráfica en las redes sociales, donde divide una imagen dividida en dos de Michelle, una de Chile en 1973 y otra de Venezuela en la actualidad: “En ese entonces para Michelle Bachelet esto era una dictadura (…) hoy en día para Bachelet esto es democracia”.

Y con un mensaje: “Bachelet cobarde. Bachelet indigna de su puesto. Bachelet cómplice. Bachelet ciega. Bachelet fuera”.

En redes sociales el #NoTeMetasConBachelet es la tendencia la mañana del domingo, donde algunos usuarios de redes sociales piden bloquear la cuenta de Miguel Bosé, mientras otras y otros indican que no quieren que Miguelin no cante más en Chile.