El pasado jueves les apuntábamos que había un hoyo de este porte en Labbé, casi al llegar al Tarapacá.

Eso frente, a lo que los iquiqueños antiguos llaman, esquina de la “Polla Gol”.

El pasado fin de semana el hoyo en el asfalto fue tapado y ahora todos estamos felices, comiendo perdices.