Comenzó a operar el beneficio municipal sobre derecho de aseo domiciliario, que busca que miles de adultos mayores y población que cuenta con menores ingresos, puedan quedar exentas de este pago, a través de menos papeleo y por un tiempo más largo de renovación.

Este beneficio, que fue impulsado por el alcalde de Iquique, Mauricio Soria Macchiavello y que fue aprobado el pasado 24 de enero, de manera unánime por el Concejo, permitirá que quedarán exentos del pago de derechos de aseo domiciliario, todos los usuarios cuya vivienda o unidad habitacional a la que se otorga el servicio, tengan un avalúo fiscal igual o inferior a 225 UTM, como también las organizaciones funcionales y territoriales.

A esto se suma, que también podrá eximirse a los mayores de 65 años, afiliados, beneficiarios del sector público y municipal de salud, clasificados en los grupos A,B,C y D de Fonasa y del plan familiar, además de los usuarios del sistema de salud PRAIS.

Dentro del grupo que se eximirá de este derecho, están las personas o grupo familiar que en el Registro Social de Hogares, su calificación esté dentro de los tres primeros tramos de menores ingresos o vulnerabilidad.

Otra innovación, es que dicha exención durará dos años y a diferencia de anteriores versiones ya no es necesario que las personas presenten una declaración jurada ante notario, bastando solo contar con un pago de alguna cuenta de servicio asociada al nombre de la beneficiaria.

El vencimiento para postular a la exención del derecho de aseo domiciliario, mediante cobro directo municipal, es hasta el viernes 31 de mayo, debiendo las personas acudir hasta la dirección de Cobranzas, ubicada en el quinto piso del Edificio Consistorial (torre mar) o consultar a los teléfonos 572514571 o al 572514782.

Respecto de los usuarios que deseen postular a la exención del derecho de aseo domiciliario en las contribuciones de bienes raíces, su plazo es desde julio a diciembre de cada año y durará dos años, es decir 2020 y 2021, los que la realicen en el presente año.