El Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) en su lucha sin fin por la protección de la guatita de los habitantes de este lugar al sur del mundo, decomisaron 150 kilo de limones.

Pero no era cualquier limón, sino de procedencia boliviana, jugosos y más baratos que los vendidos de origen  nacional. Estos cítricos (palabra de fin de semana), según los caporales del SAG ingresan por pasos no habilitados y no cumplen con la norma sanitaria del serio Estado shileno.

Este decomiso republicano y social se realizó en la Península de Cavancha, en los pubs y restoranes del distinguido lugar. En la fiscalización participaron funcionarios de la Gobernación Provincial de Iquique; Servicio Agrícola y Ganadero, SAG; Servicio de Impuestos Internos, SII; seremi de Salud; Inspección Municipal; Carabineros y la PDI.

EN DETALLE:

En el Arami Sushies, la PDI detuvo a un trabajador extranjero por ingreso clandestino; el SII cursó infracción por la no emisión de boleta y el SAG decomisó una caja de limones por ingreso por paso no habilitado.

En el Nuevo Arriero, el SAG decomisó tres cajas con limones bolivianos.

En The City y Sidartha se revisará ocupación del espacio público.

En el Bulldog, el SAG decomisó 4 cajas de limones y la PDI detuvo a un extranjero para ver situación migratoria.

En el Fuzz, Inspección Municipal dejó citación al tribunal porque al momento de la fiscalización no contaba con patente comercial.

En el Chiringuito, el SAG dejó citación por falta de certificado de inicio de actividades de alcoholes.

Comunicado/A.V.