“Mientras exista un boliviano nunca desistiremos de volver al mar con soberanía”, aseguró el presidente Evo Morales, en medio de un discurso de conmemoración del “Día del Mar”.

La efeméride estuvo marcada por la sentencia del pasado octubre de la Corte Internacional de Justicia, que falló que Chile no está obligado a negociar con Bolivia, en respuesta a una demanda presentada por el Gobierno de Evo Morales.

Pese al dictamen de La Haya, Morales llamó una vez más a Chile a un «diálogo bilateral» para hallar una solución a la demanda de su país.

El mandatario expuso brevemente tres acciones en la «etapa post-Haya» que básicamente se basa en dialogar con Chile sobre el tema marítimo y explotar otras posibilidades para su carga de ultramar.

El gobernante señaló que la intención es proseguir con los intercambios a fin de encontrar una fórmula que dé solución a este “asunto pendiente de interés mutuo».

Bolivia y el mar

El Gobierno boliviano recuerda que su país nació con costa marítima en 1825, pero reconoce que la perdió, a favor de Chile, durante la Guerra del Pacífico o del Salitre, que tuvo lugar entre 1879 y 1883.