Las Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS) crecen en todo el mundo. En contra de lo que se piensa no solo afectan al colectivo LGTB, por lo que están más presentes que nunca. Lo más preocupante es que los infectados son cada vez más jóvenes: 15 años de edad.

Lo cierto es que es más probable que sean las mujeres las que paren los pies a su pareja por adelantado y digan que «sin protección no habrá relación sexual». Pero hay una excepción, según un estudio realizado por la Universidad de Guelph en Canadá. ¿Cuál es? ¿Cuándo ellas sí dan su consentimiento para utilizar protección en el sexo?

El estudio, realizado a 177 mujeres, descubrió que hay una norma, una regla con la que sí practicarían el coito sin condón poniéndose en riesgo: si se sienten familiarizadas con el varón y si este busca una relación seria.

PÓNTELO, PÓNSELO

El deseo de una relación romántica a largo plazo y la familiaridad de la pareja, puede conducir a una mejor prevención».

Si no quieres tener un disgusto, lo mejor que puedes hacer es mantener sexo siempre con precaución y protección. Si crees que porque ella se esté tomando la píldora y no se pueda quedar embaraza estás a salvo, estás completamente equivocado. No porque vayas a ser papá sino porque puedes contraer varias enfermedades.

Los investigadores preguntaron a 440 hombres y mujeres sobre un escenario hipotético en el que, con alguien que hubieran conocido en una fiesta, evitarían tener relaciones de riesgo. La doctora Shayna Skakoon-Sparling, directora del estudio asegura que «comprender qué factores hacen que sea más difícil reconocer el riesgo durante un encuentro sexual, como el deseo de una relación romántica a largo plazo y la familiaridad de la pareja, puede conducir a una mejor prevención».

Las féminas que proponen tener sexo seguro temen verse promiscuas y se enfrentan la amenaza de finalizar antes de que empiece una potencial nueva relación cuando insisten en que se pongan el preservativo. Y ellos tampoco ayudan: algunos se quejan de que usar un condón reduce la sensación, por lo que el sexo es menos placentero.

No es no

Ellas lo tienen claro en el resto de los casos: o se tiene sexo seguro o directamente dirían que no. ¿El problema? Cuando alguna estaba muy interesada en conocer a alguien y tener pareja a largo plazo, daba su permiso. Una encuesta reveló que que si les importaban las relaciones tenían más probabilidades de considerar hacerlo sin protección si el chico quería tener algo más.

Solo hay una excepción en la que ellas sí mantendrían relaciones sexuales sin protección: si ellos buscan pareja o algo más serio

Sin embargo, ellos pensaban otra cosa. Los que tenían muy poco interés en algo serio tenían más probabilidades de centrarse en su propia satisfacción en el dormitorio y elegían hacerlo sin preservativo sin tener en cuenta las infecciones que podían transmitir o contraer. Por el contrario, si querían tener un vínculo más especial significaba que tomaban medidas de seguridad para tener sexo y les preocupaba la seguridad.

La investigación, publicada en el ‘Journal of Sexual Research’, concluye: «Las futuras investigaciones deberían explorar cómo cambiar las expectativas sociales para tener relaciones sexuales más seguras y transformar las actitudes hacia las prácticas con protección para fomentar una visión de que no es necesario sacrificar el disfrute por la seguridad».

El Confidencial/AV