El sábado el Papa Pancho aceptó la renuncia del arzobispo Ezatti y este domingo el nuevo ‘encargado’ de la iglesia de Santiasco, Celestino Aós ofició su primera misa en la catedral.

Al lugar llegó Elizabeth Vega y levantó una pancarta cuya leyenda era «Exigimos pastores, no patrones de fundo». En un momento mientras se retiraban los diáconos, uno de ellos le dio una agarrón al letrero que cayó al piso.

Este arrebato desubicado de caballero, que no sigue el ejemplo del flaco INRI de humildad y amor, rápidamente hizo que el Arzobispado pidiera disculpas públicas por «la actitud irrespetuosa y agresiva» del diácono.

Pulento que estas allá arriba líbranos, pero de verdad, de tus representantes en la tierra, que te están dejando re mal.

Video de CNNChile