El Ministerio de Energía, casi saltando en una pata, informó que llegó a un acuerdo con tres empresas eléctricas, las cuales pagarán $10 mil a cada cliente que cambie el medidor antiguo por uno de los denominados “inteligentes”.

Pero en redes sociales, programas de radio el tema está candente, ya que simplemente los usuarios y usuarias no quieren el cambio.

Esto también dejó memes y tuiteos para defecarse de la risa.