Cuáles son los tipos de relaciones amorosas que son más estables y duraderas. Esta es una pregunta que tanto hombres como mujeres se han hecho alguna vez en su vida, ya que muchos desean saber cuáles son los tipos de actitudes y/o comportamientos que se deben tener para mantener una relación de pareja lo más fructífera posible.

Y si bien no existe una receta mágica, sí podemos resumir que existen 3 tipos de relaciones amorosas que sobresalen de entre las demás debido a los tipos de comportamientos que existen en la pareja. A continuación te los damos a conocer.

1. Las que tienen buena comunicación en la intimidad
Aquellas parejas que logran comunicarse bien y se dicen lo que cambiarían o no de la relación íntima, suelen durar más tiempo. Como muchos saben, durante las relaciones íntimas, se libera oxitocina, una hormona que genera la sensación de placer. Cuanto más se libere la «hormona del amor», mejor se sentirán.

2. Aquellos que tienen la capacidad de perdonar y aceptar los errores
Aceptar los errores y el perdón es clave para que una relación de pareja sea estable y duradera. Las parejas que tienen una relación exitosa enfocan su atención en resolver los problemas en lugar de atacar a la otra persona. Además, cuando resuelven el asunto, perdonan y olvidan.

Recuerda que los malentendidos no son el problema en una relación, sino cómo lidiar con ellos. Una pareja lo suficientemente fuerte no busca que nunca haya un conflicto, sino que busca la manera de resolverlo. De hecho, toman los conflictos como crecimiento y no como estancamiento.

3. Las que se construyen a partir de un futuro compartido
Una investigación publicada en Research Gate dio a conocer que parejas que estuvieron casadas durante 43 años en promedio. El estudio constató que compartir valores, intereses y tener una perspectiva similar de la vida, fue un factor clave para que la relación perdurara en el tiempo.

Otro estudio publicado en Journal of Personality and Social Psychology también dio a conocer que las parejas más felices son las que tienen personalidades similares. Todas las parejas que participaron en el estudio opinaron lo mismo: los opuestos se atraen en las películas, pero no son las mejores parejas en la vida real. Aunque claro, siempr existen excepciones.

 

Informe 21