JCN

Las imágenes del avión de la empresa Aeronor en las arenas de Playa Brava, que era el final de un cabezal del ex aeropuerto Cavancha, fueron la noticia del día en los canales de televisión de Chile, aquel lejano 20 de abril de 1979.

Aeronor realizaba vuelos de carga y pasajeros, cuyos propietarios era la empresa Copesa dueño del diario La Tercera.

Este accidente fue el inicio del fin de las operaciones del ex aeropuerto Cavancha, cuyos vestigios los podemos observar, primero en Cavancha, donde está todavía la estructura de ingreso al aeropuerto (Avenida Arturo Prat) y a los lejos todavía se observa la torre de control. Además, el asfalto de la Avenida Héroes de La Concepción era parte de la pista del aeropuerto iquiqueño.

El 20 de abril de 1979, el avión Aeronor partía desde el aeropuerto cuando fallas mecánicas impidieron su despegue frenando en las arenas de Playa Brava. Sus tres tripulante y los dos pasajeros resultaron ilesos. El avión Fairchild F-27 fue dado de baja.

Tres años después, el 3 de diciembre de 1982, otra nave de la aerolínea sufrió un accidente en las cercanías del aeropuerto de La Serena, La Florida, donde fallecieron todos sus ocupantes, entre ellos la periodista Silvia Pinto. El avión viajaba con destino a Antofagasta, con escala en La Serena y Copiapó. Antes de llegar a La Florida un motor explotó y nave se estrelló incendiandose.

La empresa, que además transportaba los diarios de la empresa Copesa, tenía cuatro naves cuya data de fabricación promediaba los 20 años. Aeronor realizó operaciones en varias ciudades del país, pero por la calidad de sus aviones y la competencia, dejó que prestar servicios a fines de los años 80.