Si figura en las calles de las ciudades del norte de Chile, bailando al ritmo de las conchas que hacia sonar al son de canciones populares, era conocida.

En el centro de La Serena una temporada, después en las calles de Iquique, para volver a Antofagasta, así era la vida de Pedro Aguirre San Cristóbal, que se ganaba la vida al sonido de las conchas.

Los rumores de su muertes no solo aparecieron en los últimos días, sino en cada ciudad cuando “El Chico de las Conchas”, no ‘aparecía’ con su espectáculo callejero.

Pero esas versiones casi folclóricas de su desaparición comenzó la  semana pasada en redes sociales. Gracias a su amigo el comunicador Sebastián Videla se conoció del estado de salud del famoso “Chico”. Pedro luchaba por su vida en el hospital comunitario de su natal Mejillones.

Tenía 68 años y una complicada enfermedad, que le quitó la vida y el sonido que con sus manos originaba con las conchas.

“El Chico de las Conchas” visitó por última vez Iquique Glorioso a fines del año pasado. Pedro es considerado un patrimonio del norte de Chile.