En el último operativo de Fiscalización que realizo CONAF liderado por su Director Regional Juan Ignacio Boudon, en predios cercanos a la Huayca, se detectaron cortas no autorizadas de tamarugos destinados a la elaboración de carbón.

Debido al uso indiscriminado de la especie durante la industria salitrera, el tamarugo alcanzó prácticamente su extinción, encontrándose actualmente en estado de conservación vulnerable, de acuerdo a la novena clasificación del Ministerio del Medio Ambiente, además de estar protegido por la legislación forestal.

Según la normativa, cualquiera acción de corta o explotación de bosque nativo, plantación forestal o formación xerofítica, deberá hacerse previo plan o norma de manejo aprobado por CONAF, al igual que para las plantaciones existentes en terrenos de aptitud preferentemente forestal. Asimismo, para quienes transporten y acopien productos primarios del bosque nativo, deben contar con una Guía de Libre Tránsito emitida por la Corporación.

Al respecto, Juan Ignacio Boudon, director regional de CONAF, explicó que “gracias a la acción fiscalizadora que permanentemente ejercemos en el territorio para resguardar los bosques, se ha evidenciado la tala ilegal y destrucción de árboles nativos, por ello, se detectó al infractor y quedo citado al Juzgado de policía Local de Pozo Almonte”.

El responsable de corta, eliminación, destrucción o descepado de ejemplares clasificados vulnerables, como en este caso, y que no corresponda a una intervención autorizadas por CONAF, será sancionado con una multa de 5 a 50 unidades tributarias mensuales por ejemplar, según la ley 20.283 sobre Recuperación de Bosque Nativo y Fomento Forestal.
En este sentido, CONAF hizo un llamado a denunciar posibles infracciones a la ley de bosque nativo en las oficinas del organismo, o por medio de la oficina virtual de denuncias de terceros que se encuentra habilitada en la web oficial www.conaf.cl