ALEXIS ENCALADA P.


Comienza un receso en el fútbol chileno por la Copa América y hace unos días, la sede de Deportes Iquique fue rayada por hinchas tras la derrota en Calama ante la Universidad de Chile, el cual era el colista de la tabla hasta ese momento.

La molestia de la hinchada se debe a la irregularidad de los celestes que tuvieron su última buena campaña, en el 2016 , de la mano de Jaime “Pillo” Vera.

Con un plantel que contaba con jugadores como Villalobos, Caroca, Torres, Riquero y Dávila, entre otros, Deportes Iquique, logró una campaña histórica que lo tuvo lo más en su historia cerca de su primer título en Primera, a tan solo 2 puntos de la Universidad Católica que finalmente se quedó con el campeonato.

Sin embargo, los celestes de ese entonces obtuvieron los pasajes a la Copa Libertadores, donde hicieron una muy buena actuación que incluyó un triunfo ante el poderoso Gremio de Porto Alegre, equipo que finalmente se quedó con el torneo continental de ese año 2017. Además jugó la Copa Sudamericana, pero con cayó ante Independiente de Argentina.

2017

De esos logros, poco ha quedado a lo que va del presente. Los problemas comenzaron en el 2017, pese a que en el primer torneo de ese año, culminó 6° en la tabla con 22 puntos, el segundo campeonato del 2017 terminó último con 9 puntos, lo que significó la salida del “Pillo” Vera.

Desde la salida del ex jugador de Colo Colo y la de varios jugadores referentes del equipo, vino la debacle en las campañas de Deportes Iquique. Primero se contrató a Erick Güerrero, quien fue despedido del plantel tras cuatro fechas en que solo alcanzó 3 unidades. Posteriormente se trajo a Miguel Riffo, quien tampoco tuvo una campaña más brillante, ya que fue despedido cuando quedaban pocas fechas del campeonato 2018. En su reemplazo llegó Luis Musrri, quien alcanzó a salvar a Iquique de los puestos de descenso.

VITAMINA

Y en este 2019, se pensó que con la incorporación de varios refuerzos y del técnico Pablo “Vitamina Sánchez”, iba a haber un repunte en esta temporada, sin embargo solo se ha visto una serie de partidos con irregularidades, que ya están cansando al hincha que hace poco hizo sentir su malestar en la sede de los celestes.

Después de la Copa Sudamericana, volverá el fútbol nacional, donde los celestes marchan en el 11° lugar con 18 puntos. Será el 19 de julio,  de visita ante Audax Italiano para finalizar la primera rueda del torneo 2019 y empezar la segunda temporada, en la que puede luchar por clasificarse a copas internacionales o salvarse del descenso.