El pasado 2 de abril llegó hasta Lynch 656 el gobernador Álvaro Jofré acompañado de todos sus superpoderes, con el objetivo de clausurar el clandestino que allí funcionaba.

El lugar tenía los nervios de punta a los vecinos del sector, lo cuales aplaudieron la decisión.

La clausura fue drástica, ya que soldaron los candados de las puertas para evitar que se reabriera el boliche.

El tiempo pasó, casi como una canción, y hace algunos días que el lugar se está habilitando como galería comercial para albergar varios locales. Una imagen muy lejana al eterno carrete que allí había.

Lee tambien: Vecinos aplauden decisión: Clausuran a machete “clandestino” de Patricio Lynch (2 abril 2019)