El DT de Chile, Reinaldo Rueda, pidió no subestimar a su primer rival en la Copa América-2019, Japón, solo porque tiene una mayoría de integrantes jóvenes, y admitió que será un partido muy exigente para el vigente bicampeón del torneo.

CDAG
«Hay que tener madurez, control mental, vamos a tener una exigencia altísima por el estilo de juego que desarrolla Japón, una cultura futbolística con altísima intensidad y al máximo», dijo Rueda en la previa se su duelo contra Japón, este lunes en el estadio Morumbí de Sao Paulo.

El colombiano destacó el juego colectivo de los Samuráis Azules, a quienes enfrentará este lunes en el debut de ambas escuadras por el Grupo C.

Japón aterrizó en Brasil con jugadores experimentados y jóvenes de un «gran nivel», según Rueda, que llegan al torneo en condición de invitados y con el proyecto de prepararse para los Juegos Olímpicos de Tokio-2020.

«Tenemos que tener la madurez y saber salir de salir de la presión. Y no caer en subvalorar por el tema de la experiencia y la juventud. Todos los partidos son de exigencia y el de mañana con mayor razón», agregó.

El DT aseguró que La Roja -campeona de las dos últimas versiones de la Copa América (2015 y 2016)- en estas semanas ha logrado un nivel de «armonía y cohesión» que espera reflejar en el juego.

Sin embargo, Rueda reconoció que no todos llegan al máximo nivel. «Somos conscientes que tuvimos dificultades por lesión, situación técnica o por sus contratos, y no fueron titulares continuos en los últimos meses y no están en su mejor nivel», sostuvo.

Una de sus buques insignias, Alexis Sánchez (Manchester United/ENG), se recuperó recientemente de una lesión y fue reconfirmado para ser de la partida en el Morumbí, aunque no necesariamente estará los 90 minutos.

Además, por el momento, el atacante Nicolás Castillo (América/MEX) es baja, también por lesión.

Rueda colocó como máximo favorito del torneo a Uruguay, su rival en la última fecha del Grupo C, y que este domingo goleó por 4-0 a Ecuador.

«Uruguay es el único proceso coherente en Sudamérica que se ha respetado, y lo ratificó en la Copa del Mundo y hoy en su debut (…) Brasil tiene la presión de ser local» explicó.

«Chile tiene su autopresión porque esta generación sabe lo que es ganar (…) y trabajar internamente porque todavía tiene el nivel para competir», agregó Rueda.

Si bien dejó en claro que trabajan para mantener el título, admitió que los esfuerzos de los jerarcas del fútbol chileno tienen como objetivo la clasificación a Catar-2022.

«La meta grande siempre va a ser el Mundial», sostuvo.

 

GUATEFUTBOL