LILIANA VERA O.


A partir del incendio ocurrido en la Azufrera ubicada en Alto Hospicio y que atemorizó a los habitantes tanto de Iquique como de la propia comuna, por la emanación de humo tóxico, el diputado Hugo Gutiérrez Gálvez, aseguró que el siniestro es parte de una crisis medio ambiental de grandes proporciones, por lo que enfatizó: “Me parece una insolencia mayor desperfilar lo que ocurrió, fue un humo contaminante que envolvió toda la comuna de Alto Hospicio e Iquique, por lo que me parece que hay una negligencia en el actuar del Gobierno Regional”. 

En la ocasión el diputado iquiqueño, acompañó sus declaraciones poniendo en duda la responsabilidad de Luis Alberto Simian, quien ha sido catalogado como uno de los controladores del acopio de azufre, bajo la empresa “Importadora Santa Alicia, ISAL Ltda.”, la cual habría solicitado en el 2015 la quiebra por insolvencia de la empresa y que hoy se tramita en el Segundo Juzgado de Letras.

“También se pretendió en un inicio ocultar la responsabilidad de Luis Alberto Simian, que en apariencia es el dueño de esa azufrera y creo que si eso llega a aprobarse, es la demostración clara de la convivencia que existe entre el poder político y el poder económico en la región de Tarapacá y eso no lo podemos seguir tolerando”.

Es importante recordar, que el hecho que se desarrolló la semana recién pasada, no se catalogó por parte de las autoridades competentes como una alerta sanitaria, declarando por parte del Gobierno el control absoluto que habría sobre el hecho. Sin embargo, según cifras del MINSAL, debieron ser atendidas medicamente 111 personas que experimentaron síntomas respiratorios tras la densa humareda que se extendió debido al incendio que afectó a la planta de azufre que se encuentra a las afueras de la comuna de Alto Hospicio.