El Consejero Regional, presidente de la Comisión de Deporte y Recreación, Jorge Zavala Valenzuela, a partir del incendio ocurrido en la Azufrera ubicada en Alto Hospicio, denuncia la irregularidad que generó el siniestro, enfatizando en que el fuego comenzó a través de que las maquinarias del actual propietario se encontraban trabajando en el inmueble, con el objetivo de trasladar el material a otro sector no habilitado para el acopio del elemento químico: “ese material se estaba poniendo en algún sector clandestino cerca de Alto Hospicio y eso es lo que a mí me preocupa”, por lo que Zavala, solicitó al Consejo Regional poder oficiar al intendente Miguel Ángel Quezada, para que este sea quien denuncie ante el Departamento de Medio Ambiente de la Policía de Investigaciones (PDI) para que así, se pueda investigar hacia donde se disponía el material antes del incendio, que según el CORE, dieron inicio a las llamas y a la emanación de la nube tóxica en la comuna de Alto Hospicio.

EMPRESA

De igual forma comentó, que esta solicitud corresponde a una gestión que el Intendente tiene que formalizar para que la Empresa Altamira, quien se adjudicó el terreno, tras la declaración de quiebra por insolvencia de la empresa “Importadora Santa Alicia, ISAL, Ltda”, pueda autorizar a la empresa que se adjudicó el material, a que extraiga de manera segura los restos de azufre, puesto que hoy el lugar se encuentra sin seguridad lo que hace aún más evidente una eventual catástrofe. “La población de Alto Hospicio necesita esta solución pronto, porque el lugar no cuenta con un Guardia de Seguridad, por lo tanto es un riesgo que sigue latente ante un nuevo incendio”.

NIÑOS

Al mismo tiempo, la autoridad, manifiesta su preocupación ante la catalogación de la emergencia, puesto que por parte del Gobierno no se activó la alerta sanitaria, considerando además que hoy en día hay colegios que han visto a su alumnado afectado ante lo sucedido. “Hoy nos queda bastante más claro, gracias a un profesional y académico, que lo que se produjo es totalmente contaminante, por lo que nos llama poderosamente la atención que se haya dicho lo contrario, ya que este producto cuando se quema se mantiene en una altura que al momento de bajar, crea esta polución en el ambiente y eso tiene que haber caído en la población; lo que es muy preocupante porque actualmente tenemos niños que se han visto afectados a través de malestar y dolencias en sus ojos, dejando así a un Colegio sin funcionamiento”, señaló Zavala Valenzuela.